Gallo denunció “destrucción” de evidencias en la causa de su hijo

Gallo denunció “destrucción” de evidencias en la causa de su hijo

“Es difícil encontrar transparencia cuando hay tantas piedras en el camino”, dijo Alejandro Gallo.

 

Alejandro Gallo, padre del adolescente fallecido tras una operación de vesícula, avanzó a fondo con sus denuncias públicas sobre la investigación judicial. Ahora, indicó que los órganos que fueron analizados por peritos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación fueron destruidos en un 90 por ciento.
 
“Sólo un diez por ciento de las muestras han sido analizadas”, dijo Gallo en una entrevista que mantuvo con EL INDEPENDIENTE. El padre de Enzo Gallo, no pone en duda el trabajo de los peritos de la Corte sino más bien de las personas que tuvieron a cargo las evidencias ya que denunció que por medio de productos químicos fueron destruidas: “Han sido destruidas con productos químicos, que han sido colocados por la gente denunciada”. De esta manera, los resultados obtenidos serían muy parciales, de acuerdo a la apreciación de Gallo. 
 
“No tuvimos las muestras en nuestro poder, siempre estuvo en manos de la gente denunciada. Quien se llevó el apéndice es el perito Bedini, se lo llevó a titular particular”, acotó Gallo. Agregó, que el profesional fue designado perito de parte y que luego fue nombrado como perito oficial. A su entender, el profesional, por una cuestión de ética, no tendría que haber aceptado ser perito oficial. 
 
La semana pasada, Gallo se presentó ante el Ministerio Público Fiscal para denunciar al Servicio de Justicia de la Provincia y a todas las personas que hayan tenido vinculación con el ingreso del informe pericial que envió la Corte Suprema a través de la Policía Federal. 
 
Con las evidencias destruidas, Gallo consideró que ningún perito podrá determinar si era el apéndice del adolescente Enzo Gallo. Es más, sostuvo que las pruebas no han podido determinar el patrón de ADN para cotejarlo con los familiares directos de la víctima. 
 
“Nos sentimos desprotegidos, es difícil encontrar transparencia cuando hay tantas piedras en el camino, no hay voluntad de descubrir la verdad. ¿Cómo vamos a encontrar salud y paz si se manejan de esta manera, si suceden estos hechos?, se preguntó Gallo. 
 
Asimismo, el papá del adolescente fallecido afirmó que es necesario peritar el cruce de comunicaciones telefónicas que se hicieron entre las personas que están imputadas en el caso. 
 
“Buscamos justicia, no queremos que sigan haciendo trampa. Quiero, juicio para todos los que participaron en el crimen de Enzo”, indicó Gallo. 
 
La causa que investiga la muerte del adolescente está caratulada como homicidio con dolo eventual. Los presuntos autores son los médicos Enrique Paliza y Jorge Coppari, quienes no están detenidos pese a que fueron procesados por un delito que no permite la excarcelación. 
 
Recordemos que Enzo Abel Gallo tenía 15 años cuando murió, el 23 se septiembre de 2010, mientras era intervenido quirúrgicamente en el sanatorio Rioja. 
 
Fuente: http://www.elindependiente.com.ar/papel/hoy/noticias_v.asp?254372