Alejandro Gallo estuvo presente en los estudios de Medios Rioja

Alejandro Gallo estuvo presente en los estudios de Medios Rioja

 

Alejandro Gallo estuvo presente en los estudios de Medios Rioja, tuvo la posibilidad de informar a la opinión pública sobre lo sucedido con su hijo, el expediente de cual presenta copia en su poder, las pruebas que presentó ante la justicia, y las situaciones vividas durante el transcurso de la causa hasta el día de hoy. La descripción desgarradora de un padre desesperado, que clama justicia y manifiesta haber sido víctima de un nefasto sistema, donde la impunidad vive al lado del dolor .
Alejandro Gallo estuvo presente en los estudios de Medios Rioja, tuvo la posibilidad de informar a la opinión pública sobre lo sucedido con su hijo, el expediente de cual presenta copia en su poder, las pruebas que presentó ante la justicia, y las situaciones vividas durante el transcurso de la causa hasta el día de hoy. La descripción desgarradora de un padre desesperado, que clama justicia y manifiesta haber sido víctima de un nefasto sistema, donde la impunidad vive al lado del dolor .
Munido con documentación que obra de prueba en la causa abierta por la muerte de su hijo Abel, Alejandro mostro ante cámaras un acta notarial, y las fichas que demuestran el ingreso y el egreso de su hijo, en el acta consta el ingreso de Abel recibido bajo internación en el Sanatorio Rioja por el doctor enrique paliza, consignado a fojas 1. En ese diagnostico de ingreso, se consignaba una cama en habitación doble con baño privado.
Prosiguiendo, Alejandro Gallo demostró como en el mismo Sanatorio, al legar desesperado por la gravedad del estado de salud que presentaba su hijo, le hicieron firmar todo en blanco la planilla de aceptación y autorización que desde el nosocomio elaboran el documento donde como cualquier paciente debe consentir , aprobar o no los tipos de prácticas que detallan. Las planillas presentadas por Gallo, según sus manifestaciones, faltan en el expediente dado que el de ninguna manera acepto cualquier tipo de práctica realizadas sobre el menor. Por su parte expresó que las fojas que se incluye en el expediente, desaparecen.
Abel muere a las 17 horas, el escribano se presenta a horas 20:30 y le entregaron la historia clínica a las 22:40, la misma presentaba condiciones no muy claras, mal fotocopiada, y en blanco; lo cual fue expreso por acta del escribano que a las horas 22:45 se estaba completando la misma historia clínica. Según manifiesta Alejandro Gallo, aparece en el expediente que la historia clínica ya estaba realizada, con contenido en fojas 4, 5, 6, 7, 8 de la historia clínica. Por su parte paso lo mismo con un estudio de electrocardiograma que se incluye en autos, siendo que el paciente no se efectuó el mismo; esa documentación no tiene datos alguno sobre la persona a quien le efectuaron el estudio, fundamentos vertidos en el informe de la Corte.
Gallo, prosiguió, y dijo también que el mismo informe se había extraviado, el mismo contenía las pericias de diciembre de 2011, y comienzo del 2012, y nadie se preocupó por encontrar la documentación. Incluso comentó que en la autopsia que se le efectuó a Abel, no se hizo estudio en su apéndice, se hizo en otras partes de su cuerpo pero no en la zona que ellos indican fue la causante de su muerte. 
“Las evidencias son claras, a mi niño se lo llevaron para extraerle el apéndice y murió asfixiado” expresó el padre de Abel, “mientras que el informe expedido por certificado de defunción indican una muerte por peritonitis, la corte en su informe expresa que dado el estudio de el apéndice presentada para autopsia no presenta perforación, lo que descartaría un caso de peritonitis como lo dice Paliza”.
También denunció públicamente que la corte no cuenta con la información suficiente para hacer un análisis veraz e la situación, y tampoco se solicitó el cruzamiento de llamadas entre el hospital vera barros y el de Sanatorio Rioja.
“Somos víctimas del servicio de justicia, un día te arrancan a tu hijo y después te lo arrancan de nuevo en la justicia”.
En medio de las evidencias presentadas por el padre de Abel, donde también dijo que de las muestras analizadas ningunas han sido cotejadas por un análisis sanguíneo por parte de los padres, la presentación de innumerables vicios desde la administración hasta la parxis, un expediente violentado con desorden en las pruebas presentadas, y la ausencia dudosa de otras innumerables evidencias; Gallo volvió a pedir al gobernador que tome cartas en el asunto, aclarando que si bien no lo implica directamente, si sostiene que como dirección máxima de la provincia debería exigir una rápida resolución y un actuar debido basado en derecho.
“Mi hijo no pudo obtener la atención del gobierno, no recibió su notebook como lo hicieron el común de los chicos, no tuvo la posibilidad de seguir vivo”.
 
http://inforiojapolitica.com.ar/noticia.php?id=4816