Perdí a mi madre

Fecha: 01.03.2012 | Autor: LILIANA CECI

El 3 de mayo de 2010 perdí a mi madre durante una cirugía cardíaca para recambio de válvula mitral. Nos cobraron en ese momento $8000 de arancel diferenciado, y serían $7000 más, si queríamos utilizar su propia sangre mediante un tratamiento y evitar transfusiones de sangre. Mi madre era afiliada a IOMA. Según los médicos falleció porque no pudieron hacer que su corazón vuelva a funcionar después del recambio de válvula que según ellos habría sido "exitoso" (lo pongo encomillado porque esta cirugía "exitosa" me quitó la vida de mi mamá). Después de 7 horas de ingresar al quirófano, humanamente nos trataron muy mal y nisiquiera nos dejaron verla. En Bahía Blanca no tenemos otra opción para estas cirugías y estoy segura que fue una mala praxis, pero no tenemos cómo comprobarlo. Es muy difícil superar algo así.

Nuevo comentario